domingo, 9 de marzo de 2014

Un nuevo 8 de Marzo, muchas razones para Luchar

¡Varón escucha, su lucha es nuestra lucha!



Como cada 8 de Marzo, año tras año, somos testigos de hipócritas demostraciones de “reconocimiento de las mujeres en su día”. Flores, bombones, hacerlas pasar un día “especial”; pero a estas Cenicientas siempre les llega la medianoche, y vuelven a ser las madres, novias, hermanas, abuelas que se hacen cargo de la tareas domésticas, obligadas a parir o a abortar clandestinamente, explotadas sexualmente, receptoras de toda la violencia machista de este sistema patriarcal.
Desde el Colectivo de Varones Antipatriarcales hace tiempo que decidimos formar parte de la misma lucha que históricamente vienen llevando adelante las organizaciones de mujeres. Lo hacemos problematizando nuestros roles de poder y nuestros privilegios, siendo conscientes de que es una lucha cotidiana. Por eso también salimos a la calle con ellas repudiando todas las formas de violencias que, como varones, ejercemos hacia las mujeres, reflexionando sobre nuestras prácticas y exigiendo al gobierno que desarrolle acciones claras y contundentes para terminar con la opresión de género.
No ignoramos que la distribución de derechos es una cuestión de poder. Entonces nos preguntarnos, quiénes ejercemos el poder sobre las mujeres, negándoles la soberanía sobre sus cuerpos, entre tantas otras cosas. Este poder es el que el feminismo ha sabido denunciar, y del que los varones nos debemos hacer cargo.
Somos varones los que ocupamos lugares de poder: Jueces que condenan a las mujeres por abortos clandestinos. Jueces cómplices de las Redes de Trata y Explotación Sexual. Médicos violentos que maltratan a las mujeres que se practicaron un aborto. Autoridades eclesiásticas que bregan en contra de los derechos reproductivos, mientras encubren a sacerdotes pedófilos. Empresarios de la publicidad que producen y fomentan imágenes misóginas sobre las mujeres.
También somos varones los que no nos hacemos cargo en situaciones de embarazos no deseados. Somos varones los que inferiorizamos a nuestras compañeras de trabajo. Somos varones los que seguimos relegando las tareas domésticas a nuestras novias, madres y amigas. Y los que las cosificamos, maltratamos y oprimimos.
Invitamos a todo aquél que se autodefina como varón, a comprometerse y ponerle el cuerpo a la lucha contra el patriarcado para revertir toda forma de desigualdad y de opresión hacia las mujeres. No es nuestro destino inexorable ser los machos hegemónicos. Apostamos a descubrir colectivamente otras formas de ser varones que impliquen la construcción de relaciones igualitarias con nuestras compañeras, con otros varones y con todas las identidades de géneros.
También exigimos acciones claras, sin ambigüedades, por parte del Estado, para desmantelar las redes de trata con fines de explotación sexual de mujeres, niñas y adolescentes. La erradicación de la complicidad de la policía, del Poder Judicial en todos sus estratos y condenas de por vida con cumplimiento efectivo a los responsables de los secuestros y explotación a mujeres.
La soberanía de las mujeres sobre sus cuerpos es condición indispensable para que realmente sean ellas quienes decidan sobre su sexualidad y proyectos vitales. Este año, estaremos nuevamente en pie de lucha para lograr junto al movimiento de mujeres el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Una Ley de Aborto Legal no obliga a ninguna mujer a interrumpir un embarazo, pero su penalización, si obliga a la maternidad a quien no desea ese proyecto. Mientras no exista una Ley que garantice el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en condiciones seguras, no habrá justicia social, autodeterminación ni derechos de las humanas. Por eso seguimos exigiendo “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir”.
Por eso hoy, 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, renovamos nuestro compromiso con “sus luchas”, siendo conscientes de que nuestra crítica a las masculinidades reinantes es imperiosa para terminar ya con la violencia hacia las mujeres. Año tras año cientos de ellas son asesinadas por sus esposos, amantes, ex parejas y varones de su entorno. Por eso, buscamos problematizar la concepción y práctica de que los cuerpos y vidas de las mujeres están a disposición de la autoridad masculina. Nos hacemos eco del grito “Ni un femicidio más. Basta de violencia hacia las mujeres”.
Es así que demandamos:
- Aparición con vida de todas las mujeres secuestradas con fines de explotación sexual. No están perdidas, son desaparecidas en democracia para ser prostituidas. Sin clientes, no hay trata. Si sos cliente, sos prostituyente. Desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual.
- Reglamentación y aplicación urgente de la Ley contra toda forma de violencia hacia las mujeres con políticas públicas de prevención y contención para todas las víctimas de violencia. Condena pública para toda manifestación misógina en los medios masivos de comunicación.
- Aprobación de la Ley de Interrupción voluntaria del Embarazo. Educación sexual Integral para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Aborto seguro y gratuito en los hospitales.
- Basta de precarizar a las mujeres. Igual remuneración por igual trabajo. Contra toda la precarización de la vida de las mujeres.
- Juicio y castigo para todos los femicidas, encubridores y responsables políticos.
-No a la reforma reaccionaria del Código Civil, que busca obstaculizar el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.
-Separación de la Iglesia y el Estado.
- Aparición con vida de todas las mujeres desaparecidas por las redes de trata. Justicia por Marita Verón, Sandra Ayala Gamboa, Mariana Condorí, Natalia Gaitan, y tantas otras víctimas del Patriarcado. El Machismo Mata.
- Basta de lesbotransfobia. Abajo el sistema heteronormativo

Ni Machos, Ni Fachos!

Colectivos de Varones Antipatriarcales

Facebook: Colectivo de Varones Antipatriarcales
Twitter: /nimachonifachos
Blog: colectivovaronesantipatriarcales.blogspot.com.ar


martes, 12 de noviembre de 2013

ESCRACHE POR ACOSO SEXUAL Y LABORAL EN LA COMISION PROVINCIAL POR LA MEMORIA

En la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), institución de conocida trayectoria en la Pcia. de Buenos Aires, NO se consideran los Derechos de las Mujeres como Derechos Humanos.
En esta institución que trabaja defendiendo los Derechos Humanos de los privados de la libertad en los NO han escuchado la voz de una trabajadora que denunció a Alejandro Mosquera como acosador sexual y laboral.
penales de la provincia de Buenos Aires, que organiza los Encuentros de Jóvenes y Memoria en donde participan más de 800 escuelas y que contribuye, desde su Archivo, a brindar documentación probatoria para los Juicios de Lesa Humanidad,
El lunes 4 de noviembre nos anoticiamos de que los miembros de la Comisión Directiva de la CPM aceptaron la renuncia presentada por Alejandro Mosquera como Secretario Ejecutivo sin ningún tipo de sanción, permitiendo asimismo que continúe en el cargo de “miembro honorable” de la CPM ya que no hubo pronunciamiento con respecto a dicho cargo.
En una institución que siempre ha acompañando a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos, es inadmisible esta decisión corporativa de dejar sin culpa ni cargo a uno de sus mayores representantes políticos.
Decir que no hubo acoso luego de que una mujer se animara a hacer la denuncia internamente ante las autoridades y ante la asamblea de Trabajadores de la CPM, es el resultante de un pacto patriarcal donde allí los derechos de las humanas no tienen entidad. Haber dado lugar a la denuncia, implicaba no solo ser coherente con su discurso y su tarea, sino también criticarse, re-pensarse, formarse para reconocer y combatir esas violencias que siguen tan naturalizadas e invisibilizadas en la sociedad y así, además, fortalecer su trabajo por la vigencia de los Derechos Humanos. Sin embargo ocurrió lo contrario: el silencio frente a la violación de los Derechos de las Mujeres y la violencia institucional que la misma CPM busca erradicar.
Por todo esto las organizaciones firmantes convocamos al escrache que realizaremos el viernes 15/11 no sólo a quien fuera el Secretario Ejecutivo de la CPM hasta el lunes 4 de noviembre y el acosador sexual, sino también a los “notables” que integran la CPM por ser cómplices de la violencia perpetrada hacia una trabajadora.
A ellos les preguntamos: ¿Por qué no reconocen los derechos de LAS HUMANAS? ¿Los derechos de las mujeres son menos derechos? ¿Por qué una institución dedicada a escuchar a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos fundamenta su decisión en el “derecho a la defensa” del victimario, quien era un jerárquico y donde la relación era de asimetría? ¿Qué pruebas necesitan para creer en la víctima?
En el marco del 25 de Noviembre, Día de Lucha contra la Violencia hacia las mujeres decimos:
- ¡Justicia por las más de 600 mujeres desaparecidas por las redes de Trata con fines de explotación sexual!
- ¡Ni un femicidio más!
- ¡Ni una muerta más por abortos clandestinos!
- ¡Basta de precarización y acoso a las mujeres trabajadoras!
- Ningún maltrato sin denuncia, ¡ningún golpe sin respuesta!
- ¡Donde hay Impunidad, hay escrache!

VIERNES 15/11 A LAS 15.30 HS. CONCENTRACION EN ARBA (calle 7 e/ 45 y 46)
Convocan:
-        Casa de la Mujer “Azucena Villaflor”
-        Espacio de Géneros FPDS CN
-        Colectivo de Varones Antipatriarcales
-        Pan y Rosas
-        Unión por los Derechos Humanos
-        Centro de Atención a Víctimas de Violencia de Género, Programa de Extensión de la Facultad de Derecho – UNLP
- Arte Al Ataque (FPDS CN)
- Colectiva Feminista “La Revuelta” (Neuquén)
- Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (La Plata)

Adhieren:
- Desde el Piè
- La Fragua (FPDS CN)
- Frente Popular Darío Santillán (Corriente Nacional)
- FULP (Federación Universitaria de La Plata)
-CEHCE (Centro de Estudiantes de Humanidades y Cs. de la Educación)
- CEBA (Centro de Estudiantes de Bellas Artes)
- CECV (Centro de Estudiantes de Cs. Veterinarias)
- Campaña Contra las Violencias Hacia las Mujeres- La Plata-
- Organización antipatriarcal DESDE EL FUEGO en COB La Brecha,
- JUNTA INTERNA ATE-Ministerio de Desarrollo Social de la Pcia de Bs As
- Profesionales Latinoamericanxs contra el abuso de Poder
- Las Rojas (La Plata)

Contactos de prensa:
-Celina Rodriguez 0221 - 156411936

-Ruth Zurbriggen  0299 - 154282357

miércoles, 6 de noviembre de 2013

En la Comisión Directiva de la Comisión Provincial por la Memoria sellan un PACTO INJUSTO, SEXISTA y PATRIARCAL


CARTA ABIERTA II:

En la Comisión Directiva de la Comisión Provincial por la Memoria
sellan un PACTO INJUSTO, SEXISTA y PATRIARCAL

Con la renuncia de Alejandro Mosquera NO ALCANZA

El día 4 de noviembre de 2013, Alejandro Mosquera se apersonó en la reunión de la Comisión Directiva y presentó su renuncia indeclinable al cargo de Secretario Ejecutivo de la Comisión Provincial por la Memoria de la provincia de Buenos Aires.
Leemos y analizamos su renuncia como una muestra más de su culpabilidad. Está claro para todas las personas que venimos siguiendo de cerca la causa, que Mosquera confirma con esta acción las dificultades que tiene para defenderse de los hechos denunciados: acosar laboral y sexualmente a quien fuera su secretaria privada en dicho organismo.
Lo oímos en estos meses de parte de otras víctimas, no sería la primera vez que comete este tipo de delitos. Otras lo padecieron, no lo pudieron denunciar, hablaron en silencio renunciando a sus puestos de trabajo, no encontraron formas de enfrentarlo. Mosquera se sentía poderoso. Mosquera acosaba porque podía, gozaba de privilegios para hacerlo. El acoso sexual tiene expresiones y tolerancias por demás naturalizadas y enmarañadas, se despliega en un ir y venir interminable, a veces por la fuerza; otras, de manera sutil y persistente. El acoso laboral y sexual agrede, confunde, intimida, avasalla, avergüenza, atemoriza.     
Pero no todo es para siempre. Un día, una joven, quien se desempeñara como secretaria privada de Alejandro Mosquera en la CPM, instaló un límite. Un límite ético y político. Lo denunció y en esa personalísima decisión, puso en evidencia el continuum de violencias sexistas que se despliegan día a día en todas las instituciones, incluso en la CPM.

Denunciamos los puntos centrales del pacto expresados en el comunicado de prensa de la Comisión Directiva de la CPM fechado el 4-11-13:

1.-Aceptar la renuncia sin avanzar en el proceso de actuaciones administrativas abierto implica invisibilizar el conflicto existente. Se acepta la renuncia de Alejandro Mosquera a su cargo de gestión como secretario ejecutivo, sin embargo continua como miembro honorable de la Comisión Directiva de dicha institución. Vergonzoso.

2.-Resaltan la importancia del proceso administrativo abierto, el que fuera llevado adelante por el Dr. Beinusz Szmukler, con la asistencia de la Dra. Elizabeth Rivas, para decir a renglón seguido que en ese proceso “ambas (partes) fueron escuchadas con las debidas garantías y la mayor discreción, de resultas de la cual se dictaminó que no quedó acreditada la inculpación”. Es cuanto menos maltrato y violencia institucional referirse a “ambas partes” en condiciones de igualdad. El denunciado es un jefe, no hay relaciones de simetría, no hace falta extenderse en esto. ¿Por qué aceptan una renuncia a un cargo tan importante como el de Secretario Ejecutivo si no queda acreditado el delito cometido? ¿Será porque Mosquera dice que es indeclinable en su decisión? ¿O será porque ésta es la salida corporativa, salomónica y posible dentro de las fronteras patriarcales?

3.-El informe sumarial sostiene textualmente: "los hechos descriptos en la denuncia y no desmentidos por el denunciado, podrían configurar, a criterio de esta Instrucción, una falta de respeto para con una dependiente jerárquica”. En el dictamen se explicitan las posible sanciones que van desde el apercibimiento o suspensión (sanciones correctivas) a la cesantía (la otra medida expulsiva que contempla la ley es la exoneración). En una relación jerárquica la falta de respeto es acoso laboral. Y si además ese acoso irrumpe contra el cuerpo de otra persona (generalmente mujer), es acoso sexual. Esto está tipificado en numerosos tratados y convenciones internacionales de rango constitucional y en leyes que rigen este país como es la Ley Nacional 26.485.
Es posible que para la Comisión Directiva y para el propio sumariante, no sea acoso sexual que los jefes todo el tiempo te traten de “mi amor”, opinen sobre la ropa que llevás puesta, se crean con derecho a tocarte el pelo, la cintura, a hacerte masajes en la espalda, se molesten y lo hagan saber usando el poder jerárquico que ostentan cuando una mujer dice NO, pretendan temas de conversación tales como las parejas de él, las mujeres con las que tiene relaciones, sus problemas más personales y se enojen porque no contás los tuyos, que escriban mails con frases del tipo: que no te de vergüenza llamarme, juro que no muerdo”. Son éstas algunas de las situaciones que el sumariante en su informe reconoce que Alejandro Mosquera no desmintió. Negar estos hechos, es ser parte de la cantinela patriarcal y sexista que inunda la cultura existente. 

4.-Por último, para profundizar las enormes desprolijidades con que desde la Comisión Directiva se manejaron con la denunciante, hacemos público que la joven víctima fue informada de la resolución tomada el mismo día 4/11/13 de manera telefónica. Tan loable tarea se le encomendó a la directora de administración general de la CPM. Maltrato y deshumanización de parte de quienes forman parte de un organismo de Derechos Humanos, quienes no han comprendido a lo largo de estos 4 meses la gravedad de la denuncia presentada ni el malestar y los riesgos psíquicos que esto le produjo a la joven.
En este sentido, es repudiable que la Comisión Directiva haya desconocido a la largo de todo este proceso a las representantes legales de la denunciante. Destrato y ninguneo bajo argumentos de tinte legalista, que seguro no aplicarían para sí mismos en muchos de los reclamos que la misma CPM hace a otras instituciones y al Estado cuando se violan DD.HH. No reconocer el derecho a ser representada por la Colectiva Feminista La Revuelta implica desprecio, desprecio por las que venimos a acompañar y a traer al escenario político lo que muchos y muchas prefieren no escuchar.

Con las muchas organizaciones sociales, de mujeres, feministas, sindicales y de DD.HH. que venimos reclamando justicias reparadoras ante esta denuncia, reafirmamos: A los pactos machistas, escraches feministas. Lo aprendimos en los reclamos por justicia y contra la impunidad de ayer y de hoy en todas sus formas. ¡Seguiremos!

Colectiva Feminista La Revuelta
Desde Neuquén (Patagonia Argentina)
 5 de noviembre de 2013.

Contactos de prensa:
Graciela Alonso: 0299-154380036
Ruth Zurbriggen: 0299-154282357

martes, 5 de noviembre de 2013

Repudio a la decisiòn de la CPM ante denuncia de "Acoso Sexual y Laboral"

En el dìa de ayer la Comisiòn Provincial por la Memoria (CPM) diò a conocer un comunicado de prensa titulado "Renunciò Alejandro Mosquera a la Secretarìa Ejecutiva". En ese comunicado se habla que "ante la denuncia de acoso" esa instituciòn "abriò un proceso de actuaciones administrativas el cual se encargò el reconocido jurista Dr. Beinusz Szmukler". Continùa el comunicado diciendo que "ambas (partes) fueron escuchadas con las debidas garantìas y la mayor diccreciòn de resultas de la cual se dictaminò que no quedò acreditada la inculpaciòn".
Cabe aclarar que la denuncia a la cual estàn haciendo referencia es una denuncia de "Acoso sexual y laboral" a una dependiente de quien fuera hasta ayer el Secretario Ejecutivo Alejandro Mosquera. Muchos meses pasaron hasta que los integrantes de la CPM, de notoriedad pùblica en el àmbito de los Derechos Humanos, tomaron una decisiòn, dejando a la vìctima del Acoso sexual y laboral en una espera que la revictimizò en el transcurso del proceso administrativo, mientras que el Sec. Ejecutivo obtuvo licencia con goce de sueldo todos este tiempo.
En el mismo comunicado se dice que "la CPM ha hecho y hace de su labor de docencia cìvica alrededor del principio constitucional de inocencia" (...) "Toda persona es inocente hasta tanto se demuestre lo contrario y respetar ese criterio es funadcional del estado de derecho y de la defensa de los derechos humanos". Es reconocida la labor de la CPM alrededor de la condiciones de vida de los y las privadas de libertad en los penales de la Pcia. de Buenos Aires, donde la mayorìa de estas personas quedan en el olvido por su procedencia social y donde la primera opciòn es la càrcel antes que un proceso justo y con todas las garantìas constitucionales de un estado de derecho. 
Este caso de Acoso Sexual tiene otras caractarìsticas: donde quien realizò este acto de violencia de gènero es una persona con responsabilidades jeràrquicas en una instituciòn de Derechos Humanos, por sobre una trabajadora que dependìa pura y exclusivamente de èl por ser su secretaria personal. Y donde la principal caracterìstica para que estos hechos queden impunes son el silencio y las complicidades machistas. Donde las diferentes versiones que se tejen en torno a una denuncia de violencia hacia una mujer van desde catalogarlas de histèricas, que malinterpretaron acciones de su autoridad, que buscan escàndalos, que se "enamoraron" y que al no obtener lo que quieren realizan acciones para desacreditar al denunciado. Tambièn otras razones que se esgrimen son de tipo "polìticas" donde todas estas acciones de denuncia suelen interpretarse como de internas tendenciosas. Todas razones que buscan invisibilizar la violencia de gènero, violencia hacia las mujeres. 
Como mìnimo es lamentable esta decisiòn ya que en las "Actuaciones administrativas" efectuadas por este hecho se expresa que no hubo acoso sexual ni laboral pero que “los hechos descriptos en la denuncia y no desmentidos por el denunciado, podrían configurar, a criterio de esta Instrucción, una falta de respeto para con una dependiente jerárquica”.  A partir de ello se desprendìan acciones que iban desde el apercibimiento o suspensión (sanciones correctivas) a la cesantía (la otra medida expulsiva que contempla la ley es la exoneración). 
Repudiamos esta decisiòn de la CPM, creemos como han expresado desde la Colectiva Feminista "La Revuelta" de Neuquèn, que "Los derechos de las mujeres son derechos humanos", y que al no haber sancionado a Alejandro Mosquera no se ha hecho justicia, no han dejado claro dentro de su dependencia institucional que la violencia hacia las mujeres debe repudiarse y sancionarse. Y tambièn que no se han cumplido las disposiciones generales de la Ley Nacional 26.485 de "Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales".
Hoy màs que nunca Ni Machos, Ni Fachos!
Colectivo de Varones Antipatriarcales (La Plata)

miércoles, 30 de octubre de 2013

Carta abierta de la Colectiva Feminista La Revuelta

Denuncia contra Alejandro Mosquera, secretario ejecutivo de la Comisión Provincial por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires. Ante las dilaciones y el ninguneo constante de la CPM, reafirmamos:

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES SON DERECHOS HUMANOS

El 3 de Julio de este año, presentamos una denuncia a la Comisión Provincial por la Memoria de la Provincial de Buenos Aires, acusando al Secretario Ejecutivo, Alejandro Mosquera, de acoso sexual y laboral perpetuada con quien ocupara el cargo de secretaria privada del mismo. Desde la Colectiva Feminista La Revuelta, asesoramos legalmente a la denunciante y nos constituimos como sus representantes ante dicha CPM.

El 7 de julio, la CPM decide iniciar "actuaciones administrativas internas" a Alejandro Mosquera ante la denuncia presentada, y en una resolución firmada por miembros de la Comisión se decide  "Disponer la licencia del Secretario Ejecutivo –con goce de sueldo-, hasta tanto culmine el procedimiento administrativo interno".

Pasaron casi 4 meses. A la fecha tenemos conocimiento de un dictamen de actuación sumarial del Dr. Szmukler. El mismo aún no llegó a ninguna resolución concreta. El sumariante no reconoce los hechos denunciados como de acoso laboral y sexual. En un apartado del dictamen escribe: “los hechos descriptos en la denuncia y no desmentidos por el denunciado, podrían configurar, a criterio de esta Instrucción, una falta de respeto para con una dependiente jerárquica”. Describe posibles sanciones de la Ley 14.320  que van desde el apercibimiento o suspensión (sanciones correctivas) a la cesantía (la otra medida expulsiva que contempla la ley es la exoneración).

Más allá de las apreciaciones que tenemos sobre las definiciones de fondo del instructor sumariante en relación a los hechos de acoso sexual y laboral vivenciados por la víctima, destacamos que se desprende la posibilidad de SANCIONAR A ALEJANDRO MOSQUERA. Es la CPM en la figura de su Comisión Directiva quien debe resolver la sanción.

Vale decir que a la fecha no se presentó la denuncia penal, dado que siendo la CPM un organismo con una exigua trayectoria en la exigencia del cumplimiento de los Derechos Humanos apostábamos a definiciones que prefiguren acciones reparatorias para que la impunidad no se cierna allí, en un organismo donde su razón de existencia cotidiana es el reclamo de justicia.

Lamentamos decir que a lo largo de estos casi 4 meses desde la CPM desconocieron nuestra representación legal ante la víctima, ya que la última información que hemos obtenido sobre la marcha de las actuaciones administrativas resulta del accionar solidario de quienes comprometidos con sancionar el sexismo y el abuso de poder, vislumbran la importancia de esta causa. Esto es grave. Es muy grave en un organismo como la CPM que tanto ha tenido que hacer para que la invisibilización, negación y desmemoria no se ciernan contra los derechos humanos de la ciudadanía.

Escribimos esta carta abierta, a una semana de haber viajado especialmente a La Plata para que personal directivo de la CPM nos entregara copia del expediente abierto y poder así revisar fundamentos y ejercer el derecho de la víctima a participar en las actuaciones administrativas. La respuesta al pedido de copias, y lo actuado en el trámite del sumario, ha sido un hermético silencio. Negarle el derecho a la denunciante conocer sobre el desarrollo del proceso abierto es cuanto menos violencia institucional desde la Ley Nacional 26.485 que rige en este país.

Las feministas de La Revuelta sabemos que el silencio no es signo de buena salud. Contribuye a la impunidad. Hoy hacemos pública esta situación en pos de denunciar que los derechos humanos de una trabajadora de la CPM vienen siendo violentados. En su momento por Alejandro Mosquera, hoy ante el ninguneo y la inacción de la CPM. Lamentable y repudiable.

El acoso sexual y laboral no es un invento. Resultan delitos cometidos contra los cuerpos (especialmente de mujeres), y se manifiestan de maneras más o menos sutiles a veces, de manera brutal, otras. Reconocerlos implica un ejercicio subjetivo de profundo sufrimiento para las víctimas, quienes en general enfrentan la vergüenza y el temor sobre lo que la denuncia trae aparejada. El acoso sexual y laboral implica relaciones jerárquicas y desigualadas de poder. Aprender a escuchar de manera desprejuiciada a quienes denuncian implica la tarea de revisión de cuánto de los patrones patriarcales siguen haciendo mella en las mentalidades y en la cultura que producimos y reproducimos en todos los ámbitos e instituciones.

Ante la denuncia por acoso laboral y sexual contra Alejandro Mosquera, Secretario Ejecutivo de la Comisión Provincial por la Memoria en uso de licencia con goce de sueldo, exigimos que se terminen las dilaciones y la impunidad. Exigimos justicia. Justicia que ayude a reparar los daños causados. Justicia que colabore en la construcción de sensibilidades éticas capaces de reconocer que los derechos  de las mujeres son derechos humanos.


Colectiva Feminista La Revuelta
Desde Neuquén (Patagonia Argentina)
 30 de octubre de 2013.


Contactos de prensa:
Graciela Alonso: 0299-154380036
Ruth Zurbriggen: 0299-154282357


domingo, 20 de octubre de 2013

Baños Libres en el Olga Vázquez - Susy Shock transpirada

El construirnos como sujetxs libres implica comenzar a problematizar nuestras prácticas cotidianas, cosmovisiones y formas de relacionarnos con lxs otrxs. Significa modificar aquello que nos aleja de la conformación de una sociedad más justa y equitativa, en la que todxs tengamos las mismas oportunidades, acceso a la educación y a un trabajo/vivienda digna. Empezar a formarnos como sujetxs libres nos hace iniciar un camino en pos de la construcción de una patria grande, donde los pueblos sean libres y soberanos.

Hace varios años ya, diferentes organizaciones sociales y feministas, venimos haciéndole frente al patriarcado. La lucha contra la trata de personas y la violencia de género, contra la homo-lesbo-transfobia y por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos son solo algunos de los frentes en los cuales damos batalla. Sin embargo, una de las peleas más difíciles es aquella que apunta a romper con lo naturalizado culturalmente. 

Los cambios no deben darse solamente en la concepción que se tiene de lxs sujetxs y los roles impuestos desde el patriarcado; ni radicar solamente en la liberación de los cuerpos y la alteración de las relaciones de género, sino que también deben transformarse las instituciones sociales junto a sus imposiciones culturales que perpetúan, entre otras cosas, el binomio “varón/mujer”. Es por ello que para comenzar a reconstruirnos debemos apostar a problematizar y modificar los espacios donde habitamos.

Concebir un baño libre dentro de nuestros espacios no solamente apunta a un lugar libre de prejuicios, sexismo, intolerancia, discriminación, homolesbotransfobia… Sino que busca construir un lugar en el cual cada unx se descubra y construya libremente como sujetx, lejos de los encasillamientos impuestos silenciosamente por la cultura patriarcal.
Algo tan naturalizado como lo son los “baños de mujeres” y los de “varones”, instalan culturalmente un binomio que invisibiliza a una diversidad de sujetxs y su modificación busca romper con lógicas que nos oprimen y moldean, incluso dentro de espacios que luchan cotidianamente contra esa cultura. 

Deconstruir y alterar la concepción de nuestros baños apunta a romper con discursos que, no solamente dividen a las personas de acuerdo a su fisionomía sino que asignan determinados comportamientos a mujeres y varones (invisibilizando nuevamente a otras identidades mutantes) dentro de estos espacios.

Porque consideramos que para poder generar un cambio mayor debemos empezar por los espacios donde habitamos, apostamos a deconstruirnos y constituirnos como sujetxs libres.

Seguiremos luchando por una cultura liberadora, rebelde e insumisa. 
Y porque nuestros espacios prefiguren aquello que soñamos!

Arte al Ataque - Espacio de Cultura del FPDS - CN
Espacio de Géneros del FPDS - CN
Colectivo de Varones Antipatriarcales