domingo, 20 de octubre de 2013

Baños Libres en el Olga Vázquez - Susy Shock transpirada

El construirnos como sujetxs libres implica comenzar a problematizar nuestras prácticas cotidianas, cosmovisiones y formas de relacionarnos con lxs otrxs. Significa modificar aquello que nos aleja de la conformación de una sociedad más justa y equitativa, en la que todxs tengamos las mismas oportunidades, acceso a la educación y a un trabajo/vivienda digna. Empezar a formarnos como sujetxs libres nos hace iniciar un camino en pos de la construcción de una patria grande, donde los pueblos sean libres y soberanos.

Hace varios años ya, diferentes organizaciones sociales y feministas, venimos haciéndole frente al patriarcado. La lucha contra la trata de personas y la violencia de género, contra la homo-lesbo-transfobia y por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos son solo algunos de los frentes en los cuales damos batalla. Sin embargo, una de las peleas más difíciles es aquella que apunta a romper con lo naturalizado culturalmente. 

Los cambios no deben darse solamente en la concepción que se tiene de lxs sujetxs y los roles impuestos desde el patriarcado; ni radicar solamente en la liberación de los cuerpos y la alteración de las relaciones de género, sino que también deben transformarse las instituciones sociales junto a sus imposiciones culturales que perpetúan, entre otras cosas, el binomio “varón/mujer”. Es por ello que para comenzar a reconstruirnos debemos apostar a problematizar y modificar los espacios donde habitamos.

Concebir un baño libre dentro de nuestros espacios no solamente apunta a un lugar libre de prejuicios, sexismo, intolerancia, discriminación, homolesbotransfobia… Sino que busca construir un lugar en el cual cada unx se descubra y construya libremente como sujetx, lejos de los encasillamientos impuestos silenciosamente por la cultura patriarcal.
Algo tan naturalizado como lo son los “baños de mujeres” y los de “varones”, instalan culturalmente un binomio que invisibiliza a una diversidad de sujetxs y su modificación busca romper con lógicas que nos oprimen y moldean, incluso dentro de espacios que luchan cotidianamente contra esa cultura. 

Deconstruir y alterar la concepción de nuestros baños apunta a romper con discursos que, no solamente dividen a las personas de acuerdo a su fisionomía sino que asignan determinados comportamientos a mujeres y varones (invisibilizando nuevamente a otras identidades mutantes) dentro de estos espacios.

Porque consideramos que para poder generar un cambio mayor debemos empezar por los espacios donde habitamos, apostamos a deconstruirnos y constituirnos como sujetxs libres.

Seguiremos luchando por una cultura liberadora, rebelde e insumisa. 
Y porque nuestros espacios prefiguren aquello que soñamos!

Arte al Ataque - Espacio de Cultura del FPDS - CN
Espacio de Géneros del FPDS - CN
Colectivo de Varones Antipatriarcales










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada